Publicado en Cepas, Eventos, Mundo Vino, Vino 101

New Zealand Pinot Noir de Nueva Zelanda


PINOTTTTTTTTTTTTTTTTTTEn un post anterior comentaba los vinos de Nueva Zelanda, en particular el Sauvignon Blanc pero prometiendo una nota para los Pinot Noir del país de las dos islas, por ser la cepa con más potencial. Ha pasado mucho tiempo desde entonces pero aquí les doy algunos alcances sobre esta fina cepa que ha ganado pie en NZ con muy buenos productos ya famosos en el mundo.

LO QUE NOS GUSTA

En nuestros paises latinoamericanos la preferencia por vinos tintos pasa todavia -mayoritariamente- por vinos corpulentos, de mucha fruta, que esta fruta sea muy madura, «fruit bombs» como las llama Robert Parker, crítico pluscuamperfecto del vino. Aún así, con la educación del consumidor vemos poco a poco otros estilos de vino, más enfocados en el balance y la armonía que ser in your face y entre estos destacan los vinos europeos y por supuesto allí está el Pinot Noir.

Pero seamos francos, los Pinot europeos de calidad vienen con un price tag bastante alto para lo que el consumidor promedio quiere o puede pagar. Los Pinot Noir por excelencia -sin desmerecer a los alemanes y uno que otro del norte de Italia- son franceses, de Bourgogne. Y justamente los vinos top de Bourgone, hechos de PN son algunos de los vinos más caros del mundo. Y los de entry level no son precisamente una ganga y en realidad, aunque no dudo que los hay, no he probado yo uno del rango de 18 a 30 dólares que me haya hecho una impresión duradera y favorable.

pinot noir bourgogne

LOS  SUPLENTES DEL PINOT DE BOURGOGNE

Los amantes del vino del mundo sin grandes bolsillos debemos entonces contentarnos con Pinot «suplentes», producidos en otras regiones, entre las que destacan Oregon y California (USA), Nueva Zelanda, Chile, Yarra (Australia) y últimamente Río Negro, en Argentina. Los primeros tienden a ser pricey y de los otros los que más están siendo reconocidos como «los mejores Pinot del Hemisferio Sur» son los de Nueva Zelanda, por su calidad y su precio accesible. Un renombrado wine writer y crítico,  el australiano James Halliday escribió que  «hace tiempo he venido escribiendo del potencial de Nueva Zelanda para suplantar a toda la competencia de Pinot Noir de Bourgogne y no veo hasta ahora motivo para cambiar de opinión».

Veamos por qué.

La Pinot Noir fue puesta de moda en USA por el filme (2004)  Sideways, que muestra las aventuras enologicas de unos amigos que no son expertos del tema. Los protagonistas celebraban el Pinot Noir y repudiaban el Chardonnay y el Merlot. Sorprendente, pero las ventas americanas del PN subieron y los dos mencionados tuvieron una leve caída. Pero muchos que vieron la peli y corrieron a comprar su botella de Pinot resultaron decepcionados al no encontrar un vino de gran cuerpo y chorros de fruta madura.

NO SOLO DE GRAN CUERPO VIVE EL BUEN VINO

Apreciar un Pinot requiere dejar los preconceptos y abrirse a un vino que con menos corpulencia nos puede brindar emociones únicas por sus aromas de suelo de bosque, hongos y hasta materia organica en descomposicion, en las versiones de mas precio (barn poo, o estiércol fresco). De saque, su color puede  decepcionar al primerizo, por su palidez. «Parece agua de pulpo» dijo un amigo cuando le invité un Pinot de Louis Jadot. En boca, a pesar de su cuerpo medio tiene una presencia de sabor (típico es frutas rojas) que si está bien logrado, es difícil de igualar. Y por último, su final realmente largo y super persistente convencen al bebedor de que están ante algo en realidad especial.

LA CEPA INGRATA

Para aumentar la complejidad de elaborar buenos Pinot hay que mencionar que es una uva «difícil» en el viñedo, con requerimiento precisos de temperaturas durante la maduracion, además de consideraciones de suelo. Los anglos la llaman heartbreak grape la uva rompecorazones. Por cuestiones de calidad de terroir y una tradicion viticultural de siglos, los de Bourgogne son el estandarte. A diferencia de la Cabernet o la Syrah, a la Pinot le gusta menos calor y prefiere primaveras y otoños largos. El problema es que en esas épocas puede desarrollar problemas como pudrición o heladas. Pero cuando el viticultor experto supera estos temas termina con cantidades relativamente bajas de un vino complejo e intrigante.

LAS REGIONES DE PINOT EN NUEVA ZELANDA

new zealand wine regions mapLa región más renombrada de NZ para Pinot Noir es Central Otago, seguida de la pequeña Martinborough, pero hay más área plantada en Marlborough (cuna del legendario Sauvignon Blanc). La región está situada en la esquina nor-este de la South Island, sandwicheada entre el mar y las montañas. Aunque es la region mas soleada de NZ es más bien fría,  con una amplitud térmica de 11ºC y refrescada por los vientos marinos. Famosa por sus Sauv Blanc, sus Pinot han empezado a llamar la atención desde que se empezó a plantar viñedos en los valles del sur. El Pinot de Marlborough es como otros vinos de la region, de gran pureza e intensidad frutal e impresionante perfil aromático.

OTAGOOOOOOOOOOOOOOCENTRAL OTAGO es la region que ha dado nombre a la Pinot de NZ, gozando de un clima continental y mayor altitud. Se compone de varias sub-regiones cada una con un terroir particular pero todas con un promedio de 1000 dias de sol al año, que es ideal para la cepa. Situada a 45º latitud sur, tiene una influencia fría de la enorme masa Antártica pero no tan lejos del mar que sufra del problema de heladas frecuentes. El clima se combina con la calidad de suelos de origen glacial y ricos en mica y esquisto, ideales para Pinot Noir que resulta en vinos elegantes y expresivos. 

Los Pinot de Otago muestran la carga tánica y la elegancia de un Bourgogne pero añaden una dosis vibrante de fruta apuntalada por toques herbáceos, de especias y esencias animales. De acuerdo a la sub-región pueden tener sabores típicamente herbales, de arándanos, cola, siempre cimentados en taninos finos y abundantes.

Publicado en Eventos, Pescados y Mariscos, Restaurantes Lima

Ceviche en Los Piratas, Campeón de Mistura


local-los-ii-piratas

LO BUENO

No quiero ser aguafiestas ni criticón pero cuando crean tanta alharaca alrededor de una cevicheria y uno va y es una desilusion total, pues no queda otra. Tal parece que tenemos para varios años más de la onda culinaria y de Mistura, feria que no he visitado porque francamente, para comer chancho refrito y sanguchones no me voy a meter a una fila de 3 cuadras. En realidad, no hay nada para apuntar en el segmento «lo bueno» que venga a la mente tras visitar la cevicheria de marras.

El tema viene a cuento porque el Mistura 2009, 2010 o 2011, no se qué version, que para el caso da lo mismo, premió al cebiche de tramboyo de la cevicheria Los Piratas de San Juan de Miraflores como el mejor, dándole con eso el espaldarazo (supuesto) de Gaston Acurio . En fin. Al que san pedro se la dio, san ringo se la bendiga, o como sea el dicho, ya entienden a que me refiero.

No fui a Los Piratas movido por la fama repentina que le dio Mistura sino porque fui a visitar a un amigo que tiene un puesto de carne en el mercado de la CT de San Juan de Miraflores. Estaba con unas ganas locas de comerme un ceviche y mi amigo propuso visitar el local ganador, lo que me parecio una buena idea. «Una cevicheria escondida en un lugar caleta como este y premiada por Mistura, debe tener excelente ceviche» me dije. Y me equivoqué de plano.

LO MALO

Para empezar, la cevichería es HORRIBLE. Físicamente, quiero decir. La decoración, la música al max (salsa en el primer piso, rock de los 80 y 70 en el segundo) y las mesas pequeñas y sillas incómodas. Hay una escalera de semicaracol para ir al segundo piso, pero es del ancho de mi laptop. Uno sube y los mozos bajan con bandejas y platos y hay que acomodarse como si uno estuviera en una combi repleta para poder pasar. Pero todo eso pase si cuando quieres baño vas y encuentras algo pulcro y con buen olor. El baño del segundo piso, donde nos instalamos, estaba malogrado por lo que nos derivaron al primer piso. El bañujo era del tamaño de una ratonera y lo peor del caso, la bombilla de luz estaba quemada. Cerrabas la puerta para darte algo de privacidad y no te veías ni el marco de los anteojos. Decidí postergar mis urgencias fisiológicas para otro momento en unos servicios higienicos decentes (terminé yendo al mercado y pagando mis 50 centavos).

LO FEO

Como esperábamos a otro comensal pedimos una porcion de cebiche de pescado y pulpo para 3 (esta combinación no estaba en la carta). El ceviche tardó mucho y finalmente llegó en un plato muy grande. A primera vista parecía que nos sirvieron «bien despachado» por lo abultado de la presentacion. Luego, al hacer una prospección tipo minera con el tenedor, nos dimos cuenta que bajo los 4 (cuatro, exactamente) pedazos de pulpo y los irregulares trozos de pescado blanco había un cerro de cebollas. Engañamuchachos es algo inaceptable en un establecimiento que se precie y que no cobra precisamente una bagatela (nos clavaron 39 soles por el mamarracho).

El ceviche tenía, como dije arriba, 4 (cuatro) trozos de pulpo, cortados groseramente, o sea, eran cuatro bloques de dos pulgadas de largo y media de ancho. Estaba sobre cocido, blandengue y sin tono al morder. El pescado era un mix de trozos largos de carajito* (no me jodan, pero por 40 soles el plato no me des carajito, el pescado mas barato del terminal pesquero) combinado con cubos de otro tipo de pescado, que me pareció era lisa. Eso es en sí una falta de respeto. Pero el colmo fue que el cebiche no tenía sabor a nada. No tenía sabor a cebiche. Ni ácido ni picante ni salado, nada. Le pasé la queja al mozo que imagino, no se la pasará al dueño o al administrador. Salimos del local con el mal sabor de haber querido comer un rico cebiche y terminar comiendo un plato de quinta categoría.

VEREDICTO

No le recomiendo esta cevichería ni a mi más acérrimo enemigo.

 *Carajito, ver ficha del IMARPE, click aquí

Publicado en Eventos

Expovino Wong 2012


E!! increíble que ya pasó un año desde el Expovino del 2011…. no hay nada que hacer el tiempo realmente vuela. En este caso fluye, de botella a copa y de la copa al gaznate. En fin, no hay mucho que decir al respecto pero si recordar un poco la etiqueta de cata.

REGLA DE ORO NÚMERO UNO.  A las damas su perfume y los caballeros su colonia, por la que pagaron tanto y es tan fina…. genial pero DÉJENLA EN CASA. Nada peor que un perfumazo para malograr el disfrute de un vino.

REGLA DE ORO NÚMERO DOS. No fumar! a los que adoran fumar, cigarrillos o cigarros, por favor aléjense de la zona de cata. Si percibo notas de tabaco quiero que sea del roble de mi vino no de tu Camel, Marlborough o habano favorito.

REGLA DE ORO NÚMERO TRES. Demás esta decir NO IR EN AUTO. Beber y conducir es un NO NO al cual debemos acostumbrarnos. Y quien diga «solo cato un par de muestras y nada mas» está engañándose y jugando con la vida propia y de los otros. Si tu quieres matarte, go ahead man, my pleasure. Pero NO choques con mi vida.

ESCUPIR ES MEJOR. Aunque suene a pecado, ridículo o snob a muchos (lo que muestra que nuestra cultura todavía no es muy familiar con los eventos vineros), hay que recordar que lo ideal es escupir. No solo uno puede catar muchos mas productos, sino  que también se evita una borrachera fenomenal.

TECNICA BÁSICA DE CATA. Nada complicado, seguir la técnica de las cuatro eses: See, Swirl, Smell, Sip. Mira, agita, huele, toma. La vista, aunque por el formato no hay mucha posibilidad de hacer esto como manda la técnica, al menos asegurarse que el liquido no está turbio o con cuerpos extraños. Agita: unas cuantas vueltas a la copa para permitir los aromas liberarse. Meter la nariz a la copa y apreciar esos aromas. Toma un sorbo, juega con el vino en tu boca como un enjuague, escupe y aprecia su sabor, su final, cuanto te gustó.

TOMAR NOTAS. Ya son muchos años seguidos de Expovino como para no empezar a tomar notas y aprender en lugar de solo meterse una huasca gratis. Las notas te permiten recordar qué vino te gustó y por qué, además de aprender a discernir cepas, estilos, orígenes. Para aprender de vino se empieza por prestar atención.

NO BLOQUEAR LAS MESAS.  Una pésima costumbre es quedarse con tu mancha luego de que te sirvieron tu muestra, bloqueando el acceso a la mesa a los demás.  Pide tu muestra, si quieres un par de preguntas al servidor y deja el camino libre.

APRENDER A CONOCER EL VINO BLANCO. Una clásica de los que no tienen muchas horas de vuelo en el vino es cerrarse. «Nooo, yo no tomo vino blanco». Al tomar esa actitud se pierde la mitad de la experiencia enológica pues hay vinos blancos realmente notables. Hay que saber apreciarlos. Si no conoces mucho de blancos puedes elegir una cepa y centrarte en ella. Chile produce excelentes Sauvignon Blanc. Ahí está, una buena asignación. Busca Sauv Blanc de Chile y de Argentina, pruébalos y compáralos. Si te parece que los chilenos son mejores, pues ya estás aprendiendo!

DIENTES MORADOS. A las señoras y señoritas y a algunos caballeros que mucho les preocupa este tema, un viejo truco de viejo vinero: pide un vino blanco y enjuágate la boca con él.  Mejor que kolynos doble acción.

EL ORDEN DE LOS FACTORES SÍ ALTERA EL PRODUCTO. Empieza por los blancos, luego los tintos. En ambos casos arrancar con los de menos cuerpo y terminar con los pesos pesados. Eso de ir corriendo a tomarte el tinto mas grande de la feria y luego querer catar un Pinot Noir es simplemente botar el vino. Si no conoces mucho del tema, pregúntale a la persona encargada, aunque debo reconocer que lamentablemente, muchas veces las personas que sirven no saben mas del vino que cualquier pedro de los palotes. 

Habiendo dicho todo esto…

Let´s the games begin!

Publicado en Eventos

Expovino Wong 2011, lo Bueno, lo Malo, lo Feo


Como dije en mi anterior post, muy bueno el local elegido, amplio espacio para circular aunque algo confusa la ubicación de los stands. Creo que sería mejor agruparlos por pais de origen, aunque dado que el 90 por ciento de la oferta es argentina y chilena, tal vez sea mucho pedir.

Algo que no debe pasar NUNCA en este tipo de shows, como un evento público que es, y de cierta manera se debe considerar un ambiente cerrado, aunque esté solo cerrado por tolderas, es que los asistentes fumen. No solo fumaban los asistentes sino también algunas anfitrionas, vaso en mano, cigarrillo en la otra. Para colmo había tres caballeros con habanos, despidiendo el grosero humo de sus tubos marrones a diestra y siniesta y ni un solo empleado de Wong se acercó a pedirles que salieran a los patios exteriores. Esto le baja puntos al Expovino y es y debe ser un NO rotundo. Además, es contrario a la ley vigente y Wong es pasible de sanciones.

Tampoco se le ocurrió a los organizadores divulgar un poquito de etiqueta de cata y así tuvimos que combatir los perfumes de damas y caballeros. Oiga, un evento de cata debe estar libre de perfumes y esencias que perturben el disfrute numero uno del vino que es la nariz.

Tercero. Donde están los escupideros? Si alguien quiere ir a beber y marearse pues no tiene nada de malo, mientras no conduzcan vehículos de vuelta a casa, pero para los que quieren catar una cantidad de vinos y hacer notas, los escupideros son esenciales. Brillaban por su ausencia. Por si acaso, señores organizadores, hay escupideros de papel encerado, descartables y baratos. Además, es una buena idea difundir la cultura de que ir a un evento de este tipo no significa salir mas borracho que una uva.

Por último, lo feo fue asistir a una conferencia sobre Sauvignon Blanc y Viognier en Chile, dictada por un enólogo. El conferencista nos sometió a un larguísimo video preparado por la bodega para su propia publicidad en el extranjero, pero resulta que los subtítulos estaban en inglés y que yo sepa, en el Perú la mayoria habla castellano y no capta el inglés mas allá de lo elemental. Se notaba una falta de preparación total y apenas se tocó el tema de las cepas mencionadas. Vamos, que la cultura del vino en Perú sea incipiente no quiere decir que se le debe faltar el respeto a las personas que tienen interés y que invierten su tiempo y su dinero en asistir a una charla. Los organizadores deben tener estándares de calidad y no programar a personas que no justifican su presencia en un podio de conferencista.

ps. la foto no es de Expovino sino del Vancouver Playhouse International Wine Festival, el evento de vinos mas grande del hemisferio occidental, en el cual he participado como voluntario, asistente y expositor desde  el 2003.

Publicado en Eventos

Expovino Wong, Sauvignon Blanc


Expovino Wong 2011, hay que empezar por lo bueno, que es el esfuerzo de reunir tantos productos en un ambiente adecuado, como el Circulo Militar, con mucho espacio, aunque ya de noche y viendo la muchedumbre desde la terraza del excelente restaurante de parrillas La Carreta, era una procesion lenta y compacta.

Llegué temprano y con los stands disponibles para mí solito me dediqué a recorrer el predio y tener una apreciación general  y mientras hacía esto me refresqué con dos espumantes españoles  muy interesantes, de Pere Ventura, uno semiseco -el consultor dijo abocado- y un rosado. Ambos muy buenos para el precio, el semiseco con un toque de dulce en la entrada que se disuelve hacia el final con buena acidez. El rosado tampoco defraudó y de hecho estos dos, entre otros espumantes que caté, son los que sobresalieron.

De allí mi trajín fue para probar un buen Sauvignon Blanc, con el obvio caveat que no estando presentes los de Nueva Zelandia y Francia, no había mas alternativa que buscar el mejor Sauv Blan chileno de la feria. Que no es menoscabar a nadie pues para todos es conocido que los hacen muy buenos en el vecino del sur. Aquí va un resumen de lo que encontré. Lo que no anoté es por que me pareció que no valió la pena.

Anakena 2010. S/.52. Habiendo disfrutado el exitoso Anakena Viognier 2008 y 2009, esperaba mucho mas de este blanco. La nariz es tímida, dulzona, rasgos que se repiten en boca, correcto pero sin mayores pretensiones para el precio. OK but not great.

Aliwen 2010. S/42.50. Nariz sin el ventarrón aromático que uno espera de la variedad, simple, agradable y nada más.

Salentein 2011. S/45. Este Sauvignon Blanc del Valle de Uco no pasa de ser correcto. En realidad no recuerdo ningún Sauv Blanc de Argentina que me haya hecho pensar en comprarlo otra vez.

Canepa Finissimo 2010. S/52. Definitivamente el show stopper para esta cepa. Una nariz impresionante de grass recién cortado, muy al estilo de los exitosos » Savvy» de Marlborough (cuando llegarán a nuestro incipiente mercado peruano?) con fruta firme y precisa acidez.  El precio un poquito alto para el medio, pero si uno tiene el bolsillo suficientemente profundo, se come uno un ceviche bueno o uno excelente? Aplica lo mismo aquí.  Recomiendo este buen Sauvignon Blanc del valle de Casablanca sin reservas.

Salud.

p.s. Para mi sorpresa he leído por ahí que el Sauvignon Blanc 2010 de Misiones de Rengo ganó la medalla de oro del Expo Vino para esta cepa. Lo compré, lo probé y me lo tomé con un ceviche de uñas de cangrejo ala chalaca (con salsa de ají amarillo). Que me perdonen los catadores de Expo Vino pero creo que le erraron al blanco por varios pies. En fin, como dicen en cosa de gustos y colores…